Cuernavaca y su centro histórico

Compartir

La ciudad de Cuernavaca fue escogida por el conquistador Hernán Cortés para vivir. Aquí mandó construir su casa que más bien parece un palacio medieval, para administrar las tierras que el rey de España le dio por los servicios prestados en la conquista de México, además del título del marqués del valle de Oaxaca, pues sus dominios se extendieron hasta esa población, así como algunas áreas de Veracruz y partes de lo que hoy es Coyoacán, en la Ciudad de México.

El Palacio de Cortés

El Palacio de Cortés es el edificio más característico de la ciudad. Es probablemente la estructura virreinal de carácter civil más antigua de México. Su imponente fachada evoca el Alcázar de Diego Colón, en Santo Domingo, hoy República Dominicana, con su doble arquería y sus almenas.

Palacio de Cortes
Palacio de Cortes

En 1521 se inició su construcción sobre un edificio prehispánico dedicado a lo que probablemente fue el centro recolector de tributos para los tlahuicas.

Después, durante la expedición de Hernán Cortés a Honduras, el Capellán Melgarejo construyó una capilla que fue adosada a la casa principal al regreso del Conquistador.

En 1529 Cortés recibió el título de Marqués del Valle de Oaxaca. Este hecho ocasionó una nueva ampliación del edificio, pues se convirtió en la residencia de la marquesa, ahí nació su hijo Martín Cortés, que sería el segundo marqués del Valle de Oaxaca.

Hernán Cortés murió en 1547 y heredó a Don Martín el palacio. En 1566 Martín Cortés fue acusado de conspiración y sus bienes confiscados, entre ellos el Palacio. En 1568 fue absuelto y regresó a México a recuperar sus propiedades, haciendo algunas modificaciones y reparaciones al edificio.

Al morir Don Martín, sus herederos se trasladaron a Europa, por lo que ningún otro descendiente del conquistador volvió a ocupar el palacio.

Otros usos del Palacio de Cortés en Cuernavaca

Durante varios siglos el edificio ha sido utilizado de formas muy diversas; ha sido cárcel real. Aquí estuvo preso José María Morelos antes de ser fusilado en Ecatepec, Estado de México, en 1815. Palacio de la República y Palacio de Gobierno. Desde 1974, aloja al Museo Regional Cuauhnáhuac del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Palacio de Cortés en Cuernavaca Morelos
Palacio de Cortés en Cuernavaca Morelos

Entre los años 1929 y 1930 el entonces embajador de los Estados Unidos en México, Dwight W. Morrow, patrocinó a Diego Rivera para que pintara una serie de murales en los corredores traseros del Palacio. Gracias a esto, podemos admirar hoy en día una historia gráfica del estado de Morelos, desde que Cortés llega a Veracruz, hasta la revolución agraria, encabezada por Emiliano Zapata, además de varias toponimias de las principales poblaciones de Morelos.

Catedral de Cuernavaca

Fue originalmente el Convento de la Asunción edificado en el siglo XVI.

La Catedral de Cuernavaca es uno de los más valiosos atractivos arquitectónicos, culturales, históricos y religiosos del estado de Morelos.

Catedral de Cuernavaca
Catedral de Cuernavaca

El convento de la Asunción, primer edificio del conjunto, fue edificado por los franciscanos en el siglo XVI. Hoy está inscrito en la lista de patrimonio mundial por la Unesco.

Además del Convento de la Asunción, están la capilla abierta de San José, una de las más antiguas del continente; el templo, de cañón corrido, con una puerta porciúncula al norte; el atrio; las fuentes; la cruz atrial; el templo del Carmen; el templo de la Tercera Orden de San Francisco; la capilla de Nuestra Señora de los Dolores; las habitaciones y las oficinas del obispado y la pinacoteca.

La construcción de este conjunto conventual se inició entre 1525 y 1529 y probablemente fue terminado en 1552. En 1891 se realizó la ceremonia con la cual fue elevada a rango de Catedral, al crearse la Diócesis de Cuernavaca.

Los frescos de la Catedral de Cuernavaca

En el interior del templo, existen frescos que nos remiten a la vida de San Felipe de Jesús, así como una imagen de Jesús en plena ascensión y no crucificado, como en la mayoría de los otros templos; cuenta con una puerta porciúncula orientada al norte como signo inequívoco de las construcciones franciscanas; en el sotocoro, donde se concentra su tracería gótica, puede verse una de las primeras representaciones de la Virgen de Guadalupe.

La torre fue adosada al templo en el siglo XVII y ha sufrido diversas modificaciones y reconstrucciones, sin perder sus bellas proporciones, a raíz de varios sismos que desde su edificación la han afectado.

En el atrio podemos observar algunos monumentos funerarios; así como fuentes; los monumentos a los Mártires de Chiconcuac y a Francisco Plancarte y Navarrete, segundo obispo de Cuernavaca y una cruz llamada Cruz de la Misión.

Tercera Orden

El templo de la Tercera Orden de San Francisco, ocupa el lugar de lo que seguramente era una capilla posa. Es un magnífico ejemplo del arte barroco popular. En su fachada mezcla elementos típicamente españoles con personajes indígenas, así como un retablo de estilo churrigueresco con magníficas tallas estofadas y doradas. Se atribuye su construcción al presbítero Nicolás Jerez, en 1722.

La Capilla Abierta de San José, construida antes que el templo, muestra grandes arcos y contrafuertes probablemente agregados posteriormente, cuenta con la peculiaridad de que no se erigió perpendicularmente al eje del templo principal como en todos los conventos del siglo XVI, sino paralela a él.

El templo del Carmen fue realizado en un estilo neogótico, edificado bajo la supervisión del padre Miguel María Vélez, a finales del siglo XIX y principios del XX; aquí se ofrecen misas en idioma inglés.

La capilla de Nuestra Señora de los Dolores fue edificada probablemente en el siglo XVII, es una sencilla construcción, con portada de medio punto, con paños lisos y una sola nave; está ubicada junto a la capilla abierta y a la puerta principal del conjunto.

Jardín Borda

Don Manuel ideó el lugar como casa de reposo de su padre. A la muerte de don José, en 1778, la convirtió en un jardín botánico, con cientos de variedades de árboles frutales y plantas de ornato que llegaban en la Nao de China, aunadas a la flora local y otras plantas traídas de Europa. La construcción del lugar se terminó en 1783, incluyendo su lago interior.  Al año siguiente se construyó la iglesia de Guadalupe, a un costado.

Interior del Jardin Borda
Interior del Jardín Borda

Durante el Segundo Imperio Mexicano, la Casa Borda fue habitada como residencia veraniega por los emperadores Maximiliano de Habsburgo y Carlota, quienes estuvieron alrededor de cuatro años. Cuando Maximiliano estaba en Cuernavaca, utilizaba el Palacio de Cortés como las oficinas principales del Imperio.

Desde su construcción, el Jardín Borda ha sido utilizado para múltiples fines, como casa de descanso, jardín botánico, posada, posta de diligencias, hotel y restaurante, centro nocturno, museo y oficinas de la Secretaría de Turismo y Cultura de Morelos que realiza allí eventos culturales, exposiciones de pintura, fotografía, escultura, espectáculos de danza, teatro y una gran variedad de conciertos.

Lago del Jardin Borda en Cuernavaca
Lago del Jardín Borda en Cuernavaca

Actualmente cuenta con varias salas de exposición; sala de conciertos; museo de sitio con muebles y vestidos del siglo XVIII y copias de documentos del Segundo Imperio Mexicano; librería, Foro del Lago; lago artificial con paseos en lancha; y por supuesto, el jardín con cientos de variedades de plantas traídas de todas partes del mundo, que le da el nombre y esencia al lugar.

Calle Juan Ruiz de Alarcón

La Calle Juan Ruiz de Alarcón está ubicada frente a la entrada norte de la Catedral de Cuernavaca. Forma junto con la calle Comonfort y la Calle Hidalgo, un corredor turístico y de arte.

En Juan Ruiz de Alarcón se ubican algunos de los restaurantes y cafeterías más tradicionales de Cuernavaca, entre ellos podemos mencionar a Café Alondra.

Los fines de semana se organiza sobre esta calle una singular feria del arte, en la cual se pueden admirar y adquirir diversas obras pictóricas, esculturas y artesanías directamente de sus autores.

Callejon del arte
Callejon del arte

Calle Comonfort

La Calle Comonfort, paralela a Juan Ruiz de Alarcón es un bello rincón de Cuernavaca. Con fachadas llenas de flores y ese aire provinciano que ha hecho de esta Ciudad la favorita del turismo, en esta calle hay algunas de las casas más antiguas de la Ciudad.

En la calle Comonfort se localizan algunos de los restaurantes que en años recientes se han asentado en el Centro Histórico, entre ellos podemos enlistar al Restaurante La Casa de la Abuela, ubicado en lo que fuera la casa del ilustre compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler “Cri-Cri”, está también El restaurante y cafetería El Vienés de carácter europeo y Casa Tikal, un pequeño y acogedor Restaurante de Comida Oaxaqueña.

Existen otros restaurantes en el centro histórico de Cuernavaca, como La India Bonita, Casa Hidalgo, La Universal y Los Arcos, que se cuentan entre los más tradicionales de la ciudad.

Terraza del restaurante La Universal en Cuernavaca Morelos
Terraza del restaurante La Universal en Cuernavaca Morelos

Al anochecer abren varias mezcalerías y bares que dan vida nocturna a la ciudad, en un ambiente tranquilo. Todos los fines de semana en esa calle se realiza una feria del libro, en donde se ofrecen desde libros usados, hasta los más recientes bestsellers, así como CDs y LPs de música, fotografías y carteles antiguos de películas, todo coleccionable.

Compartir
0
Close
Artículos más recientes
Close

En México

Información Turística de México

© Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close
Abrir chat
Reserva Hotel